Bruxismo y alineadores transparentes: ¿Cómo puede ayudarte la ortodoncia invisible?

Bruxismo y alineadores transparentes: ¿Cómo puede ayudarte la ortodoncia invisible?

Bruxismo y alineadores transparentes
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

A veces, a pesar de la falta de razones funcionales para justificar la tensión de la mandíbula, muchas personas aprietan los dientes e incluso mueven los dientes hacia los lados, lo que hace que rechinen. Este hábito inconsciente y difícil de controlar se llama Bruxismo, y si no se trata a tiempo, provocará cambios en la calidad de la mordida y el desgaste gradual de los dientes.

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo puede ocurrir a cualquier edad, aunque es mas frecuente entre los 15 y 25 años. En principio no es un problema grave para la salud bucal, pero con el tiempo, si no se corrige acelerará el desgaste de los dientes y los hará más frágiles.

Suele ser más frecuente por la noche, aunque el estrés puede hacer que las personas con bruxismo rechinen los dientes durante el día.

¿Cómo afecta el bruxismo a la salud?

Aunque el paciente no es consciente de ello, el bruxismo presenta una serie de síntomas de alerta. El dolor de espalda, el cuello y la cabeza al levantarse son algunos de ellos. El malestar y molestias mandibulares y en los músculos faciales, el desgaste del esmalte de los dientes, la hipersensibilidad o la fractura de los dientes son la clave definitiva.

El bruxismo puede alterar severamente la calidad de vida de las personas. Por ello, resulta importante abordar la causa que lo provoca: estrés, trastornos respiratorios y también problemas relacionados con una mala alineación dental.

Dejar pasar el tiempo solo tendrá consecuencias más graves para la salud. La pérdida de esmalte y el desgaste dental elevan el riesgo de caries y otras patologías orales que afectarán la salud bucodental del paciente.

Bruxismo y alineadores

Las personas con dientes desalineados y maloclusión tienen un mayor riesgo de bruxismo. Esto se debe principalmente a la presión desequilibrada en la superficie del diente, lo que le impide emparejar y estimular adecuadamente las articulaciones. Cuando esto sucede, el dolor se irradia al tercio superior del cuerpo.

El tratamiento más común para reducir las consecuencias del bruxismo es que el paciente debe usar una férula de descarga por la noche, su función es evitar la sobrecarga mandibular. Sin embargo, cuando se trata de una dislocación dental, esta solución no resuelve la causa raíz del problema.

Es por eso que recurrir a la ortodoncia invisible es garantizar una solución al problema a largo plazo. Un método que permite recolocar las piezas dentales, recuperar la calidad de la mordida y eliminar los trastornos de maloclusión que incrementan la tensión en la mandíbula.

La ortodoncia invisible es un tratamiento que emplea alineadores transparentes hechos a medida. Con la ortodoncia invisible no solo se corrige la maloclusión, a la vez protegen el esmalte dental de ese desgaste provocado por el bruxismo.

El bruxismo puede ser el origen de lesiones dentales molestas y duraderas. Su prevención y diagnóstico no siempre resultan sencillos ya que, en la mayoría de los casos, el paciente ni siquiera es consciente de este hábito. sin embargo, es importante confiar en profesionales especializados y con experiencia en este tipo de tratamientos.

Pide Cita AHORA y consigue mejorar tu sonrisa con un tratamiento de ortodoncia de mano de los expertos en Sant Cugat del Vallès.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más

Suscríbete

Ir arriba